La historia indígena del Parque Nacional Dry Tortugas

Ubicado a unas 70 millas al oeste de Cayo Hueso y accesible solo por embarcación privada, hidroavión o ferry, el Parque Nacional Dry Tortugas es una especie de joya escondida: un paisaje terrestre y marino absolutamente hermoso que pocas personas podrán decir que han tenido el privilegio de visitar.

Dada su ubicación remota, estas islas probablemente no estaban bien pobladas en la época precolonial. Pero las islas y las aguas circundantes hoy conocidas como Parque Nacional Dry Tortugas son, como muchas otras partes de Florida, las tierras históricas y ancestrales de los indios Seminole.

La historia indígena del Parque Nacional Dry Tortugas

Parque Nacional Tortugas Secas

El Parque Nacional Dry Tortugas es el hogar del histórico Fuerte Jefferson, una enorme pero inacabada fortaleza costera que se construyó a fines del siglo XIX para aprovechar la posición táctica única de esta isla remota en las aguas del sur de América. Es la estructura de mampostería de ladrillo más grande de todas las Américas.

Aunque no se ha escrito mucho sobre la población de los nativos americanos en estas islas, los arqueólogos todavía están estudiando los artefactos encontrados en las aguas que rodean las islas, y sabemos que los indios Seminole vivieron a lo largo de la península de Florida durante miles de años.

El pueblo seminola, tanto históricamente como en la actualidad, participa en muchos rituales tradicionales importantes, como la Danza del Maíz Verde, una ceremonia de cuatro días de duración que incluye tanto bailes festivos como festines y ayunos, y también consume bebidas negras y tabaco rituales. La tribu Seminole obtuvo el reconocimiento federal en 1957, y hoy en día viven alrededor de 12,000 miembros tribales inscritos.

Respetar la tierra, el agua y sus administradores

Visitar un lugar como Dry Tortugas es realmente una oportunidad única en la vida, y es una experiencia que debemos apreciar y respetar. Además, la tierra misma (y, en este caso, las aguas azules que la rodean) merecen nuestro respeto y nuestro reconocimiento a las personas que han administrado estos lugares durante mucho tiempo antes de que nosotros llegáramos a ellos.

Como visitante, particularmente uno de ascendencia colonial, educarse sobre las historias indígenas y de los nativos americanos de un lugar es un excelente primer paso. Además de leer artículos como este, puede utilizar recursos como Native Land para obtener más información sobre el hogar ancestral por el que camina, tanto en nuestros parques nacionales como en nuestras ciudades (así como en ciudades de todo el mundo).

Finalmente, no importa dónde estés explorando, recuerda siempre prestar atención a los principios de Leave No Trace , como evitar dejar basura en un área o encender una fogata en un lugar nuevo que no haya sido dañado por anteriores. fogatas Al actuar de manera intencional y respetuosa, podemos ayudar a garantizar que estas áreas se mantengan saludables y vibrantes para muchas generaciones futuras de visitantes y habitantes, tanto humanos como animales.