La historia indígena del Parque Nacional Volcánico Lassen

A menudo pasado por alto a favor de las áreas silvestres de California con nombres más grandes (piense: Big Sur, Yosemite, Joshua Tree), el Parque Nacional Volcánico Lassen es realmente una joya que vale la pena como destino. Los visitantes pueden experimentar fumarolas humeantes, ollas de lodo burbujeante, géiseres y praderas alpinas verdes que se vuelven aún más exuberantes por su historia volcánica. Con cuatro tipos distintos de volcanes dentro de sus límites y más de 150 millas de senderos para caminatas, este lugar es realmente una educación en sí mismo, incluso para los entusiastas más ávidos del aire libre.

Al igual que muchos otros páramos americanos, el lugar que hoy llamamos Parque Nacional Volcánico Lassen también disfruta de una larga historia humana que se extiende mucho más allá de los límites de la historia colonial occidentalizada. El Parque Nacional Volcánico Lassen descansa sobre los terrenos históricos y ancestrales de los pueblos Atsugewi, Yana, Yahi y Mountain Maidu , quienes transitaban por estas tierras durante los meses cálidos realizando sus circuitos de caza y recolección.

La historia indígena del Parque Nacional Volcánico Lassen

En este hermoso día, Lassen Peak se reflejó perfectamente en Manzanita Lake.  El cielo era tan azul como el mar de verano, los árboles eran tan verdes como el césped recién cortado y el agua era tan clara como el cristal.

Aunque el área no era adecuada para un asentamiento permanente debido a su gran altitud, nivel de nieve y otras condiciones, el Parque Nacional Volcánico Lassen era (y es) un lugar de pastoreo para los ciervos durante los meses más cálidos, lo que atrajo a las tribus antes mencionadas hacia como parte de sus viajes de caza y recolección. Las diferentes tribus hicieron sus campamentos semipermanentes en diferentes partes del parque, como se describe en el sitio web del Servicio de Parques Nacionales , y viajaron para seguir a los ciervos mientras migraban durante todo el año.

Además, los Atsugewi consideraban a Hat Creek como un sitio de pesca importante y pasaban gran parte de su tiempo a lo largo de sus costas, preparándose para los duros inviernos. Los Maidu han vivido al pie sureste del pico Lassen, o Kohm Yah-mah-nee, desde tiempos inmemoriales. Los pueblos Yana y Yahi poblaron las áreas debajo de Lassen y Shasta, festejando ciervos, salmones y bellotas y cada uno celebrando la vida con su propia banda única de rituales, artes y ceremonias.

Los descendientes de estos nativos americanos todavía viven en lo que ahora se llama California y más allá, y continúan participando y dando vida a antiguas costumbres culturales y espirituales incluso después de la modernización y la occidentalización. El Servicio de Parques Nacionales invita regularmente a los miembros tribales inscritos a venir al parque y ofrecer sus historias a los visitantes, así como brindar información sobre la señalización interpretativa y otras exhibiciones que resumen y explican sus culturas a los forasteros.

Respeto a la tierra

Gracias por leer este artículo sobre la historia indígena del Parque Nacional Volcánico Lassen; hacerlo es el primer paso para comprender completamente su lugar en el contexto más amplio de la historia de este paisaje. Pero es solo eso: un primer paso.

Porque las historias nativas no habladas (o no escuchadas) no son solo una realidad en el Parque Nacional Volcánico Lassen: son una realidad en todas partes de Estados Unidos y más allá. No importa en qué desierto o paisaje urbano te encuentres, estás parado en la tierra antigua y ancestral de la larga historia de alguien. Native Land puede ayudarlo a aprender más sobre la historia de quién, exactamente, al igual que buscar publicaciones informativas como esta y la información disponible del Servicio de Parques Nacionales.

Finalmente, tenga en cuenta que la educación es buena, pero la acción es aún mejor, y como visitantes de estos lugares, depende de nosotros asumir la administración que fue tan bien ejemplificada para nosotros por los primeros pueblos que originalmente vivieron junto a estas tierras. . Leave No Trace ofrece algunas pautas excelentes para los visitantes que desean dejar un impacto mínimo en las tierras que visitan, incluidos principios como viajar y acampar solo en superficies duraderas, empacar toda la basura que empaque y mantener una distancia respetuosa de la vida silvestre.

El Parque Nacional Lassen Peak es verdaderamente un paisaje de otro mundo, y nuestras generaciones futuras también merecen disfrutarlo. Respira hondo y acéptalo todo, ¡y no olvides dejarlo mejor que como lo encontraste!